Press and News
 

Organización Telescopio Magallanes Gigante funde su quinto espejo

The last piece of glass is placed into the mold for GMT mirror 5

El último trozo de vidrio que se puso sobre el molde del espejo 5 del GMT.

Pasadena, Calif. – Noviembre 3, 2017 – La Organización Telescopio Magallanes Gigante (GMTO) anunció hoy el inicio del proceso de fabricación del quinto de los siete espejos que formarán el corazón del Telescopio Magallanes Gigante (GMT). El espejo está siendo fundido en el Laboratorio de Espejos Richard F. Caris, de la Universidad de Arizona (UA), instalación reconocida a nivel mundial por la creación de los espejos más grandes que existen en astronomía. El GMT, de 25 metros de diámetro, se ubicará en la Cordillera de los Andes en Chile y se utilizará, entre otras cosas, para estudiar planetas alrededor de otras estrellas y para mirar atrás en el tiempo, cuando las primeras galaxias recién se estaban formando. El proceso de “fundir” uno de estos espejos gigantes implica derretir casi 20 toneladas de vidrio en un horno giratorio. Una vez terminado su enfriamiento, el disco de vidrio será pulido hasta alcanzar su precisa forma final mediante tecnología de punta desarrollada por la Universidad de Arizona.

El GMT combinará la luz de siete espejos, de 8,4 metros cada uno, para crear un telescopio con una apertura efectiva de 24,5 metros de diámetro. Con su diseño único, el GMT producirá imágenes en el infrarrojo 10 veces más nítidas que las del telescopio espacial Hubble.

“Estamos encantados de estar fundiendo el quinto espejo del Telescopio Magallanes Gigante”, dijo el Dr. Robert N. Shelton, presidente de GMTO. “El proyecto del Telescopio Magallanes Gigante permitirá descubrimientos innovadores en astronomía, y posiblemente abrirá campos de estudio completamente nuevos. Gracias al talento del equipo en la Universidad de Arizona y de toda nuestra comunidad, estamos dando el siguiente paso para completar los siete espejos del GMT”.

Cada uno de los espejos “relativamente livianos” del GMT es una maravilla de la ingeniería. Cada espejo comienza como una serie de bloques de vidrio E6, de alta pureza y baja expansión, fabricados a medida por la Corporación Ohara de Japón. Específicamente, 17.481 kg de estos bloques de vidrio son colocados a mano en un horno hecho a medida, preconfigurado con un molde con forma de panales de abeja. En el clímax del largo proceso de fundición, durante el cual el horno gigante gira a velocidades de hasta cinco revoluciones por minuto, el vidrio alcanza una temperatura de 1.165°C durante aproximadamente cuatro horas, convirtiéndose en líquido que rellena todo el molde. El proceso continúa mientras el vidrio es enfriado cuidadosamente durante tres meses mientras el horno gira a un ritmo más lento. El vidrio luego se somete a un largo período de modelado y pulido. El resultado de este proceso de alta precisión es un espejo pulido con una exactitud de una vigésima parte de la longitud de onda de luz, es decir, menos de una milésima parte del espesor de un cabello humano.

“Fundir los espejos para el Telescopio Magallanes Gigante es un gran proyecto y estamos muy orgullosos del liderazgo de la Universidad de Arizona en la creación de esta nueva herramienta al servicio de la ciencia. El consorcio GMT y el Laboratorio Caris Mirror son ejemplos sobresalientes de cómo enfrentar desafíos complejos con soluciones innovadoras”, dijo el presidente de la Universidad de Arizona, Robert C. Robbins. “La UA tiene una sorprendente tradición de excelencia en la exploración espacial, y no dejan de impresionarme los logros que nuestra facultad, su personal y estudiantes de astronomía y ciencias del espacio pueden alcanzar”.

Con el inicio de su proceso de fundición, este fin de semana, el quinto espejo del GMT se une a los otros cuatro espejos que se encuentran actualmente en varias etapas de producción. El pulido fino de la superficie frontal del espejo 2 está en marcha; el pulido grueso comenzará en la parte delantera del espejo 3 muy pronto. El espejo 4 (espejo central) iniciará el pulido grueso inmediatamente después del espejo 3. En tanto el espejo 1 del GMT se completó hace varios años y su traslado a un lugar de almacenamiento en Tucson, fuera del Laboratorio de Espejos, se realizó el pasado mes de septiembre, donde permanecerá en espera hasta su viaje a Chile. El vidrio para el espejo 6 ha sido enviado a Tucson, mientras que el vidrio del espejo 7 ya fue encargado a la fábrica Ohara en Japón.

Cuando llegue el momento, los espejos gigantes iniciarán el largo viaje hasta la futura casa del GMT, en los Andes chilenos, en los terrenos de Carnegie Institution for Science. Este lugar es reconocido por ser uno de los mejores sitios astronómicos del planeta, con cielos despejados y oscuros, y un flujo de aire estable que permite obtener imágenes excepcionalmente nítidas. GMTO ya dio su puntapié inicial en Chile y cuenta en el sitio con la infraestructura necesaria para apoyar las actividades de construcción.

“Crear el telescopio más grande de la historia es un esfuerzo monumental, y el GMT estará entre las iniciativas científicas financiadas con fondos privados más grandes de nuestros tiempos”, comentó Taft Armandroff, profesor de Astronomía y director del Observatorio McDonald de la Universidad de Texas en Austin, y vicepresidente de Directorio de GMTO. “Con este próximo hito, y con el liderazgo, destreza técnica, financiera y científica de los miembros del consorcio GMTO, continuaremos en la senda hacia la culminación de este gran observatorio”.